Gobernador de Valparaíso se refirió al partido de Everton contra Colo Colo en Viña de Mar

En dependencias de la Gobernación Provincial de Valparaíso el gobernador Jorge Dip converso con los medios de prensa tras reunirse con representantes del Club Social y Deportivo Colo-Colo y representantes de la barra de Everton, para coordinar medidas de seguridad frente al próximo partido entre dichos equipos.

En la oportunidad, la autoridad provincial aclaró en detalle el por qué se decidió flexibilizar las exigencias y solicitar medidas provisorias de seguridad, mientras se cumple con el compromiso público que Everton hizo la semana pasada para ejecutar las obras definitivas que permitan que Sausalito tenga los estándares de seguridad requeridos por la Gobernación.

“Nosotros sabemos y entendemos que el fútbol es una fuente de alegría para muchas personas, no sólo en Valparaíso, sino que a lo largo de todo Chile y, por lo tanto, entendíamos que no autorizar el partido en Sausalito llevaba aparejado un castigo a la hinchada y la verdad es que nosotros no estábamos disponibles para eso. Hasta ahora la barra de Everton ha tenido un comportamiento y conducta que uno podría calificar de bastante buena. Por eso es que como Gobierno nosotros finalmente tomamos la decisión y dimos el paso hacia adelante para jugar en Sausalito”, dijo el gobernador Jorge Dip.

Dip fue enfático en señalar que la decisión se tomó considerando la opinión de la hinchada. “Yo quiero ser muy tajante, la verdad es que la opinión de la hinchada para nosotros hizo mucho sentido y eso permitió además que la Sociedad Anónima flexibilizara su posición y pudiéramos tener medidas adicionales de seguridad que nos permitieran jugar de buena manera. También bajo la lógica de que hay que hacer un voto de confianza en las personas. Nosotros hemos ido avanzando paulatinamente en orden a tener estadios más llenos, con personas que puedan disfrutar del espectáculo”.

El gobernador también hizo hincapié en que “el fútbol y, en general la actividad futbolística, es una actividad lucrativa, que genera ingresos para las sociedades Anónimas y por lo tanto, más allá de que la hinchada tenga una perspectiva ideal respecto de lo que son los equipos de fútbol, finalmente ellos también son clientes de esas sociedades anónimas y lo que esperamos es que estas sociedades anónimas brinden estándares de seguridad para los hinchas”.

Medidas de seguridad

Con respecto a las medidas de seguridad que adicionalmente se solicitaron, Jorge Dip informó que se exigió la presencia de 230 guardias de seguridad y controles biométricos, entre otras. “Hemos exigido algunos estándares superiores que no se han establecido nunca en el Estadio Sausalito, que son controles biométricos para efectos de verificar con huella digital si una persona corresponde al carnet que presenta. Además de eso hemos solicitado la presencia de 230 guardias de seguridad, cuando en realidad la propuesta original contemplaba 100. Hemos solicitado algunas medidas que dicen relación con el poder tener un mejor monitoreo de lo que está ocurriendo en el estadio. Pero además de eso y por sobre todo, elevar las vallas que segregan a las barras, pero también de las que impiden el acceso a la cancha y eso la verdad es que es una cuestión que Everton tiene que trabajar”.

Cabe señalar, que la Gobernación Provincial de Valparaíso está a la espera de que la Sociedad Anónima Everton ejecute las obras provisorias solicitadas en materia de seguridad, para sacar la resolución que autoriza que el partido se juegue en Sausalito. Dichas medidas serán fiscalizadas en los próximos días.

Habla la hinchada

Por su parte, Fernando Monsalve, presidente del Club Deportivo y Social Colo-Colo, agradeció que el partido se esté autorizando con público de visita. “En esta segunda reunión nuevamente no hemos venido a solicitar, sino a conversar con el gobernador y a constatar la buena voluntad que existe y que existió desde la autoridad para dar un avance y el avance para nosotros es significativo. Esperamos que nunca más exista un partido en el cual el público visitante, sea Colo-Colo u otra institución, no pueda participar. Si bien nosotros hubiésemos querido que la Sociedad Anónima Everton hubiese realizado los trabajos y pudiésemos tener un espectáculo con mayor afluencia de público y visitante también, entendemos esto como un punto de inicio a que nuevamente los espectáculos deportivos cuenten con público local y público visita”.

En tanto, Juan Francisco Baéz, coordinador de la barra de Everton, manifestó su alegría y conformidad de poder disputar el partido en Sausalito. “Contentos porque jugamos en nuestra casa, nuestro estadio. Sabemos que esta es una de las tres finales que quedan para que nuestro equipo pueda salir campeón. Agradecemos las gestiones de la autoridad, en este caso del gobernador, para flexibilizar todas las posiciones y que se pudiera jugar en nuestro estadio. Entendemos que nuestro club hizo un compromiso para que se pudiera avanzar en los arreglos y en las obras necesarias en Sausalito, cosa que es una obligación que ellos tienen que asumir”.