Santiago Wanderers hace un llamado a alentar positivamente al equipo este fin de semana

Hacemos un llamado a la gran familia wanderina para llenar el estadio y alentar con pasión, pero de la forma correcta, para que nunca un futbolista se sienta amenazado en nuestra casa, más aún si se trata de un profesional formado en nuestra cantera.

Ante distintas informaciones aparecidas en la prensa, haciendo llamados a demostrar al futbolista David Pizarro la animosidad de la hinchada de Santiago Wanderers por su presencia en Playa Ancha vistiendo la camiseta de Universidad de Chile, el directorio de Santiago Wanderers quiere hacer un llamado a la hinchada en los siguientes términos:

  1. Santiago Wanderers es el decano del fútbol profesional chileno, título de honor y prestigio no solamente porque es el club más antiguo sino porque es reconocido por sus pares como un referente deportivo e institucional. Ser el decano implica una responsabilidad muy grande que jugadores, dirigentes socios e hinchas en general deben comprender y respetar.
  2. Ser el decano del fútbol profesional implica comprender en profundidad lo que significa desarrollar una actividad de carácter profesional y remunerada. Implica entender que tanto los jugadores formados en la cantera del club pueden y deben emigrar a otros clubes, así como Santiago Wanderers puede y debe contratar futbolistas profesionales formados o con participación en otras instituciones. Así funciona el fútbol profesional.
  3. Hacemos un llamado a nuestra hinchada, socios y simpatizantes, a todos los wanderinos de corazón, a deponer toda actitud y evitar toda declaración que no esté a la altura de lo que se espera del decano del fútbol profesional chileno. Ganemos en la cancha nuestros méritos deportivos, con esfuerzo, sacrificio y buen fútbol. Alentemos a nuestro querido Wanderers con pasión, pero que quede claro que en nuestra casa acogemos y recibimos bien.

Seamos nosotros mismos los que hagamos posible tener una fiesta deportiva y familiar en Playa Ancha, sin insultos, sin violencia, sin llamados destemplados. No permitamos que unos pocos vayan a producir situaciones que nos pesen y nos perjudiquen para futuros encuentros, tanto por la Copa Chile, como por el campeonato, dañando nuestro prestigio como decano.

Hacemos un especial llamado a la gran familia wanderina para que llenemos el estadio el sábado y alentemos al decano con pasión, pero con corrección, y que nunca un futbolista se sienta amenazado en nuestra casa, con mayor razón aún si es un profesional formado en nuestra cantera.