Como una gran noticia que permitirá recuperar un importante sector en el centro de Viña del Mar, calificó la alcaldesa Virginia Reginato, el proyecto presentado por la Empresa de Ferrocarriles del Estado (EFE) al municipio, en relación al uso del bandejón central del par Viana-Alvarez, a continuación de la estación Viña del Mar de Merval.

La iniciativa fue dada conocer a la autoridad comunal por el presidente del directorio de  EFE, Germán Correa, y el gerente general de Merval, José Miguel Obando, en una reunión sostenida en la sala de Consejo del municipio viñamarino.

El proyecto plantea generar una área urbana entre la estación de Viña del Mar y calle Quilpué en un paño de 240 metros lineales que pertenece a EFE. Allí se implementarán 11.520 m2 de espacio público y veredas, 2.280 m2 de área verde, 4.420 metros para 42 locales comerciales semi soterrados y 2.000 m2 para terrazas concesionables.

“EFE le ha dado un buen regalo de Año Nuevo a Viña del Mar, que pone en valor un lugar que hoy es poco atractivo en un tramo del bandejón central, para convertirlo en un gran parque y en un nuevo espacio público para la ciudad. Este proyecto considera placa comercial, extiende ciclovía, conexiones con los estacionamientos de Plaza Sucre además de conexiones peatonales subterránea por calle Quillota”, expresó la alcaldesa Virginia Reginato.

La jefa comunal agregó que, “este paseo público va a generar un circuito que integrará con altos estándares el centro tradicional de Viña del Mar con los nuevos formatos comerciales que se están instalando en el sector oriente, como así también con el terminal de buses”.

PROPUESTA REGIONAL

La iniciativa considera dos niveles, uno a ras de superficie y otro a 5 metros de profundidad de la actual mezzazina de la estación Viña del Mar, conectándose entre ambos niveles mediante escaleras de suave desarrollo y rampas para asegurar una accesibilidad universal continúa.

 

El presidente de EFE, Germán Correa dijo que se trata de una iniciativa netamente regional que ha sido elaborado en conjunto con la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, en un trabajo que se desarrolla hace más de seis meses.

“La tarea inmediata, aparte de formalizar los convenios con la Municipalidad, es concluir las bases del modelo de negocios que haría concesionable este proyecto y realizar la consultoría formalmente para iniciar las fase de licitación”, precisó el directivo.

 

El proyecto, cuya inversión implica del orden de los $9 mil millones, considera para su ejecución recursos de EFE o fórmulas de financiamiento como un modelo de concesión.