Hace cuatro años los dirigentes de la Federación de Pescadores Artesanales Nuevo Amanecer, que agrupa caletas de pescadores de San Antonio a Quintero, comenzaron una fuerte batalla para lograr que la cuota de la pesca de la jibia fuera 100% para los artesanales y que sólo se pudiera pescar con potera y línea de mano. Fue así como comenzó la llamada “Guerra de la Jibia” que tenía a los industriales por un lado exigiendo aumentar la cuota y utilizando la pesca de arrastre, que ha provocado que muchas pesquerías estén al borde de la desaparición y por otro lado a los artesanales defendiendo “el último pedazo de pan que les quedaba en el mar”
Luego de muchas protestas, manifestaciones, reuniones con parlamentarios y especialistas en el tema de la jibia, de realizar reuniones a nivel nacional con todos los pescadores artesanales de Chile que están trabajando la jibia, existe la posibilidad de que en los próximos días se vote en la Cámara de Diputados el fin de la pesca de arrastre para la jibia y la exigencia de que sólo pueda ser extraída a través de poteras, lo que causaría que el recurso fuera sustentable en el tiempo y no corriera la misma suerte que la merluza y otras especies.
Miguel Angel Hernández, Presidente de la Federación Nuevo Amanecer y vocero de la Cordinadora Nacional Jibiera Quinta Región, explicó que ” han sido varios los procesos que hemos vivido hasta llegar a este punto. Nosotros desde la creación de la maldita Ley Longueira estuvimos luchando para que la pesca de la jibia fuera selectiva y sólo con potera. No fuimos escuchados y comenzamos las movilizaciones. Bajo el Gobierno de Bachelet el Subsecretario de Pesca firmó un documento donde se comprometía a fijar como el único arte de pesca de la jibia la potera y nunca cumplieron. Nuevamente nos engañaron”.
“Logramos  que los diputados Victor Torres y Daniel Núñez impulsaran una moción en la Comisión de Pesca de la Cámara de Diputados donde se instalaba la potera como único arte de pesca de la jibia. Estuvo dos años esa moción discutiéndose en el Congreso, mientras el feroz lobby de la industria detenía todo el proceso. Ahora cambió el panorama en el Parlamento y en la  Comisión de Pesca, donde llegaron los diputados Camila Rojas y Jorge Brito, quienes han tenido particpación directa para sacar este proyecto, ganando 11 a 2 votos. Ha sido un gran triunfo, demostrando que se puede sacar el arrastre del mar chileno”, agregó Hernández.
Para el dirigente, “este es el primer paso, ya que si se logra terminar con la pesca de arrastre de la jibia, después tendrá que venir la merluza y otras pesquerías que actualmente están arrasadas y desaparecidas de nuestro mar. Cuando esta moción pase a la Cámara de Diputados será un momento histórico y esperamos que todos los dirigentes de la pesca artesanal puedan presionar a los parlamentarios de su zona y lograr que por fin se haga justicia con la pesca artesanal y con el mar de todos los chilenos”.
Para Eduardo Quiroz, secretario de la Federación Nuevo Amanecer, señaló que para llegar a esta instancia, “trabajamos duro durante cuatro años, logrando instalar esta demanda y que tuviera eco en el Parlamento. Estamos en un paso trascendental, ya que la salida de la pesca de arrastre de la pesqueria de la jibia, una de las más sustentables que está quedando en el mar chileno, es un hecho histórico y que sentará un precedente para continuar con las otras pesquerías que han sido cruelmente arrasadas por la industria”.
Quiroz agrega que “sabemos que el lobby de la industria será feroz en este momento y contarán como aliados con la Subsecretaría de Pesca. Sabemos que esto será duro, pero la realidad es una y ya no podemos seguir tapandonos los ojos y dejando que el mar chileno sea depredado violentamente. Seguramente la industria asustará con la cesantía y otros fantasmas, pero sabemos que los barcos pueden ser reconvertidos, además de abriri el registro pesquero para que más artesanales entren a la captura de la jibia con potera”.