septiembre 17, 2021

CANAL 74 TV

Medio de información local

Familia de hombre que falleció en residencia sanitaria de Viña realizó una velatón en las afueras del recinto para despedirlo y exigir respuestas

Desde las 18:00 horas del martes 15 de junio, decenas de personas cercanas a la familia de Mauricio Isla Cabello (40), familia y amigos, se reunieron en las escalinatas del hotel Novo, que hoy está habilitado como residencia sanitaria y que fue el lugar donde este joven padre de familia, fue encontrado muerto en el suelo de su habitación.

Pasan y pasan los días desde el 3 de junio, día  del fatal suceso y la familia necesita repuestas, tal como lo señala una de las hermanas, Andrea Sepúlveda Cabello, “El llamado que queremos hacer como familia hacia las autoridades, primeramente, es saber qué pasó con Mauricio, por qué no nos han entregado la ficha clínica de la estadía de él en la residencia sanitaria, ha pasado más de una semana y aún no tenemos respuesta de aquello, sino todo lo contrario, se nos ha sido negada, mi mamá tiene derecho a que se le entregue la ficha. Para finalizar, queremos saber por qué no se realizaron las derivaciones correspondientes al hospital cuando presentó complicaciones, queremos esclarecer todos los hechos.

Por eso mismo realizaron esta manifestación pacífica y que busca visibilizar el triste momento que hoy los embarga pero además para cerrar un ciclo, “Primero que todo la velatón de hoy fue para conmemorar la memoria de Mauricio, que pueda descansar en paz y que de alguna manera puedan estar presente las personas que no pudieron estar en el funeral, (…) la recepción de la gente fue muy emotiva y se convocaron más de 50 personas que llegaron a expresar su cariño y apoyo en los momentos difíciles que estamos pasando como familia”, sostuvo Andrea.

Por su parte, la madre de Isla, Ana Cabello, no logra aun comprender qué pasó y comentó que “en las residencias sanitarias, las personas no se mueren, ellos van a hacer cuarentena, se van para no contagiar a sus seres queridos, aunque suene crudo, las personas se mueren en los hospitales, no ahí en las residencias sanitarias y eso es injusto, porque eso no debió suceder con mi hijo, porque hubo una negligencia y nadie se dio cuenta, primero el doctor que sabía que mi hijo tenía problemas para respirar, que debía haberlo sacado enseguida, las enfermeras y los paramédicos tampoco hicieron nada, no hicieron su trabajo, sentencia.

La familia está preparando acciones legales, ya que lograron conseguir un abogado patrocinante y dentro de los próximos días, estarán entregando nuevos antecedentes de los pasos que decidan seguir.