Aduanas matiene operatividad y fiscalización en fronteras con plan de contingencia

El Servicio
Nacional de Aduanas se encuentra aplicando un Plan de Contingencia el cual está
plenamente operativo en los diversos controles fronterizos del país. Las
medidas adoptadas y el monitoreo en línea de las operaciones han permitido dar continuidad
al comercio exterior y al ingreso y salida de viajeros, garantizando de esta
manera el libre tránsito de cargas y personas.

El reporte de las primeras horas de este jueves
indica que salvo aquellos pasos fronterizos que están cerrados por condiciones climáticas,
los complejos y puntos de control con presencia de Aduanas están funcionando con
total normalidad.

Así, los pasos de Chacalluta y Chungará en la
Región de Arica y Parinacota, Jama e Hito Cajón en la Región de Antofagasta, Colchane
en la Región de Tarapacá, Los Libertadores en la Región de Valparaíso y el
Aeropuerto Internacional Arturo Merino Benítez, reportaron operaciones normales
a primera hora de la mañana.

Por su parte, los pasos fronterizos de Pino
Hachado e Icalma en la Región de la Araucanía se mantienen cerrados por viento
blanco y acumulación de nieve. En tanto, las condiciones del clima permitieron
que los complejos Cardenal Samoré y Mamuil Malal fueran reabiertos al tránsito
a las 11:00 de la mañana de hoy, el primero con flujo bajo y el segundo con
flujo normal.

El Servicio Nacional de
Aduanas está mandatado a cumplir un rol estratégico para Chile y el desarrollo
de su comercio exterior, a partir de la labor de control y fiscalización de las
importaciones y exportaciones de todo tipo de mercancías.  De este modo, su funcionamiento fluido
impacta de manera directa la economía del país y en la seguridad de las
personas, por lo que para el Gobierno es fundamental garantizar su normal
funcionamiento.

La labor de Aduanas permite certificar que el ingreso
de los productos cumpla con la normativa vigente y paguen los impuestos o
gravámenes que correspondan, generando el 2% de los ingresos fiscales que son
relevantes para cumplir con los compromisos gubernamentales.

El Plan de Contingencia
se sustenta en el reforzamiento de turnos realizados por funcionarios que han
mantenido operaciones en los más de 90 puntos de control del país. Además, se
han adoptado medidas preventivas para garantizar la seguridad de los
funcionarios que ejercen alguna tarea prioritaria en la contingencia, resguardando
su integridad la cual es una de las responsabilidades de las autoridades del
Servicio.