image_pdfimage_print
  • Senador RN calificó de impresentable que a casi un año de los graves episodios de contaminación en la zona, este martes se registrara una nueva emergencia con más de 40 afectados. Llamó a las autoridades a fiscalizar y no quedarse sentados en las oficinas. 

«Es hora de detener las irresponsabilidades de las empresas que están en el cordón industrial de Quintero, Puchuncaví y Concón», sentenció el senador y miembro de la comisión de salud, Francisco Chahuán, luego que pasado el medio día de este martes alumnos y funcionarios de tres colegios fueran atendidos por síntomas de intoxicación. 

La nueva emergencia ocurre a un día que se cumpliera un año de las masivas intoxicaciones del 2018. Esta vez, las personas que llevaron hasta el consultorio de la comuna, presentaron mareos y nauseas, lo que generó la molestó del parlamentario RN. 

«Acá claramente las empresas no tienen ningún interés por mejorar sus procesos y no aprendieron nada del tremendo daño que provocaron hace casi un año. No puedo creer que tengan tan poco respecto por la vida de las personas que viven en la zona. Además debemos exigir a las autoridades a estar en terreno enfrentando este tema, sentados en las oficinas o solo con informes impresos, no se soluciona este tema. Lo ocurrido hoy es una vergüenza para el país», agregó Chahuán.

Finalmente exigió dar cumplimiento de manera más eficiente al fallo de la Corte Suprema y eso implica fiscalizar de manera más adecuada a las empresas y exigir un mejoramiento automático de los mejoramiento de los procesos.