image_pdfimage_print

Dos individuos ingresaron a un domicilio en el sector de Bosques de Montemar, comuna de Concón. Su propietario al llegar al inmueble se percató que su mascota que en su ausencia mantiene al interior del domicilio se encontraba en el antejardín, se alertó de que algo anormal estaba sucediendo. Por tal motivo entró de manera sigilosa al inmueble verificando que sus pertenencias se encontraban desordenas. Al momento de disponerse a salir de la casa en busca de ayuda, fue interceptado por dos individuos quienes lo intimidaron con un arma blanca, diciéndole textualmente que era un robo que entregara sus especies de valor o lo matarían. Al ver el afectado que uno de los individuos se abalanzó sobre él con intenciones de herirlo, extrajo su arma de fuego legalmente inscrita para su defensa, logrando efectuar dos disparos y herir a uno de los individuos. Pese a su reacción, ambos individuos lograron huir del lugar sin concretar la sustracción de especies de valor.

Al ser informado del hecho el Fiscal Guillermo Sánchez Psijas, de la Fiscalía Local de Viña del Mar, dispuso que personal especializado de la Sección OS-9 Valparaíso, realizara las primeras diligencias investigativas con el fin de lograr la identificación y detención de los autores.

Una vez apersonado en el Sitio del Suceso el Personal Especializado, se avocó al levantamiento de evidencias de interés investigativo tales como huellas dactilares y evidencia orgánica como muestras de sangre. Al efectuar una revisión de la totalidad del perímetro, calles y domicilios colindantes, se logró la detención de J.A.G.L., 19 años, quien permanecía escondido en el patio posterior de una propiedad colindante al interior de un basurero.

Una vez informado el Ministerio Público, de la detención del autor del delito, dispuso que el detenido fuese puesto a disposición del Juzgado de Garantía de Valparaíso, por el delito de robo con intimidación, para su respectivo control de detención.

Aun se continúan realizando diligencias investigativas para identificar al otro participante del delito, el cual debería presentar una lesión de impacto balístico