image_pdfimage_print

El Intendente Regional Jorge Martínez entregó un positivo balance de las fiestas de fin de año en la región y que sólo hubo incidentes aislados en San Antonio y Valparaíso, registrándose 9 detenidos en esta última comuna.

La autoridad destacó en especial el trabajo de Carabineros: “En la región el balance del Año Nuevo es un muy bueno. De las 38 comunas solo tenemos incidentes importantes en algunos lugares, de dos ciudades que son Valparaíso y San Antonio. El resto de las comunas, salvo incidentes muy menores en el transcurso de la tarde, pudieron festejar todos los hogares tranquilamente. La mayoría de la gente, como también todos lo vieron estuvieron en sus hogares. Ustedes han visto que la gente decidió pasarlo en familia, lo cual nos parece fantástico en el núcleo familiar que hayan podido comenzar este año en paz, en tranquilidad y agradecer especialmente a Carabineros de Chile. Ayer frente a las innumerables falsas noticias o anuncios que probablemente atemorizaron a muchos,  desgraciadamente a venir a nuestra región, queremos decirles que no tengan miedo, que vengan a nuestra región y que confíen en que la seguridad está dada. No obstante eso, de haber disminuido la gente que viene al borde costero a ver nuestros fuegos artificiales, pudimos garantizar con el apoyo de Carabineros de Chile una jornada tranquila en el 95 por ciento de los casos de la región”.

A continuación detalló los incidentes ocurridos tanto en Valparaíso y San Antonio: “En San Antonio fue una manifestación muy mínima. No más allá de ochenta personas que prendieron algunas fogatas. Y el problema más importante de la región nuevamente fue la ciudad de Valparaíso donde aproximadamente unas 300 personas a partir de las 12 y media de la madrugada de hoy, yo diría 300 vándalos, se reunieron en el entorno de la Plaza Aníbal Pinto, en Condell con Bellavista, pero básicamente en Plaza Aníbal Pinto donde iniciaron escaramuzas hasta las siete de la mañana. Por eso mi homenaje a Carabineros. Carabineros festejó el Año Nuevo trabajando, fuera de sus hogares, para que nosotros pudiéramos festejar dentro de nuestros hogares con tranquilidad. Estos grupos, que llegaron a más de 300 vándalos en un minuto, su objetivo claramente, y las imágenes que tenemos así lo muestran, era prender fuego o incendiar o dañar seriamente el edificio de la Intendencia Regional. La cantidad de bombas Molotov que se arrojó en el sector  fue impresionante con el despliegue de Carabineros haciendo uso de todos sus procedimientos, con los repliegues hacia los cerros de los vándalos, vueltas a atacar. Pero Carabineros aseguró que no hubiera saqueos. No hubo heridos, un solo carabinero con una lesión menor afortunadamente. Nueve personas detenidas, 6 de ellos pasan a control de detención y el desorden se focalizó en el entorno de la Plaza Aníbal Pinto y el inicio de la Subida Ecuador, que es Condell con Bellavista. Fue una jornada dura para los carabineros que estuvieron toda la noche controlando ese sector para que no se expandiera a otras partes la ciudad y no afectara la tranquilidad y celebración de los porteños”.

El Intendente formuló un llamado a que la región sea visitada por los turistas nacionales y que no tengan temor: “Si hay algo que han logrado estos vándalos es generar miedo. Y tenemos que hacer un llamado. No hay que tener miedo. Hay que venir a Valparaíso, Viña del Mar, Concón,  a la zona interior de la región, a Casablanca, al Litoral de los Poetas, al Litoral Norte, al Gran Aconcagua. Vengan a visitarnos porque hay tranquilidad. Estos son focos muy reducidos y les podemos asegurar que Carabineros con la PDI les van a garantizar que estos desalmados, que estos vándalos siempre están circunscritos y se restringen a lugares muy específicos en su actuar. Desgraciadamente afectó el turismo. Todos los que conocemos la historia del Año Nuevo en el Mar, sabemos la cantidad de gente que se congrega en torno a la Plaza Sotomayor y el número estimado sobre 50 mil personas permanentemente. Anoche hubo efectivamente menos gente y esto es muy malo para los comerciantes, sobre todo para los comerciantes turísticos, los comerciantes de la noche que los afecta. Anoche según estimaciones policiales,  en el entorno de la Plaza Sotomayor al Muelle Prat no había más de tres mil personas. Sin duda es una baja significativa que nos preocupa y nos motiva a seguir rechazando la violencia, porque los turistas no quieren ir a un lugar donde hay amenazas, violencia. Así que como hemos hablado con el 99% de las organizaciones pequeñas que son los pequeños comerciantes, estos vándalos lo que quieren es asustarnos para que no podamos tener una vida normal y están afectando a los más necesitados, a los pequeños comerciantes, y queremos tener una muy buen temporada de verano. Les podemos garantizar a todos, especialmente al público nacional que venga a nuestra región porque van a encontrar un gran lugar para descansar y no se asusten por las redes sociales. Tenemos fuerzas policiales que les van a garantizar una muy tranquila y feliz estadía en la Región de Valparaíso”.